El Palazzo Ducale (‘Palacio Ducal’), situado en el extremo oriental de la Plaza de San Marcos, es uno de los símbolos de la gloria y el poder de Venecia.

Edificio de estilo gótico, sus dos fachadas más visibles miran hacia la laguna de Venecia y la plaza de San Marcos. El palacio fue residencia de los dux, sede del gobierno y de la corte de justicia y prisión de la República de Venecia.

ducale2.jpg

El Palacio Ducal comenzó siendo un castillo fortificado en el siglo IX aunque, después de un incendio, tuvo que ser reconstruido y fue utilizado como fortaleza y como prisión. Combina elementos arquitectónicos bizantinos, góticos y renacentistas. En su interior se encuentran pinturas de Tiziano, Tintoretto y Bellini.

ducale3.jpg

La leyenda narra que en tiempos a los condenados a muerte les era concedido, como última posibilidad de salvarse, el intentar el «giro de la columna». De hecho todavía hoy una de las columnas del Palacio Ducal está ligeramente torcida hacia dentro. El intento consistía en dar vueltas alrededor de la columna, por su parte externa, sin resbalar, pero casi nadie lo conseguía completamente.

El color del Palacio cambia según la luz del día, adquiriendo una tonalidad rosa muy delicada pero conservando en las ojivas góticas —simétricas— un color rosáceo y blanco.

El cuento “La Cita“, de Edgar Allan Poe, está ambientado en Venecia, y parte de la trama ocurre junto a este edificio.

Fuentes:

Wikipedia

TripAdvisor