Nápoles es la ciudad más poblada del sur de Italia, capital de la región de Campania y de la Ciudad metropolitana de Nápoles. La ciudad de Nápoles administrativa tiene algo menos de un millón de habitantes, que, unidos a los de su área metropolitana, se elevan a 3,7 millones. Sus habitantes reciben el gentilicio de napolitanos. Está situada a medio camino entre el monte Vesubio y otra área volcánica, los Campos Flégreos.

Tiene una gran riqueza histórica, artística, cultural y gastronómica, lo que llevó a la Unesco a declarar su centro histórico Patrimonio de la Humanidad. Griegos, romanos, bizantinos, normandos, franceses y españoles han dejado su huella en Nápoles.

napoles

Nápoles es famoso por sus mercados al aire libre y pequeñas tiendas donde muchos turistas prefieren pasar la mayor parte de su tiempo de las compras. Sin embargo, también tiene otros establecimientos como centros comerciales y tiendas de vino. Se puede encontrar artículos de lujo, caros, antigüedades raras, ropa hecha a mano,recuerdos o cualquier otra cosa que busca en Nápoles a precios más bajos que en los países de Europa occidental.

La vida cotidiana y artística de Nápoles de desarrolla en sus calles y en sus barrios llenos de vida y de monumentos, desde Sanità y los Barrios Españoles del siglo XVI, zona popular llena de colorido y floklore, hasta los itinerarios que se articulan a lo largo de las vías principales. Respirando el ambiente de la calle principal “Spaccanapoli” (literalmente, “Partenápoles”, llamada así porque divide en dos la ciudad antigua).

napoles2
Spaccanapoli

La cocina napolitana es resultado de la fusión de la gastronomía griega, española y francesa, siendo el lugar originario de la pizza, teniendo tres tipos autóctonos, La Marinara, “La Margherita” y “La Margherita extra”, hechas con queso de búfalo.
También es conocida por sus postres, como los helados y los pasteles. También puedes probar el famoso café napolitano, que los nativos de la ciudad suelen beber como un espresso fuerte y dulce.

napoles3.jpg

Nápoles ofrece una mezcla de diseños estructurales creados en toda la época medieval, renacentista y Barroca. Está considerada como Patrimonio de la Humanidad y es el hogar de casi 450 iglesias históricas y otros variados edificios religiosos; además se puede explorar una serie de castillos históricos, palacios, museos y plazas de la ciudad. También cuenta con una cadena de cuevas subterráneas y hermosos jardines.

No hay mala ocasión para visitar Nápoles, aunque durante el verano las temperaturas pueden alcanzar los 35ºC. Siendo su mejor temporada entre Abril y Junio, teniendo en cuenta que durante mayo la ciudad puede estar muy copada de gente por los diversos festivales.
Esta ciudad no recibe muchos visitantes en los meses de abril, septiembre y octubre, por lo que la ciudad está bastante más despejada y los precios son más cómodos. Por el contrario, la temporada de Navidad y Semana Santa son muy populares y los precios tienden a subir.

napoles4.jpg

Fuentes:

Wikipedia

ViajaraItalia

Turismo.org